SíGUENOS EN: Siguenos en twitter  Siguenos en facebook  Siguenos en youtube
relojes web gratis
EL COMENTARIO DE HOY: En Oaxaca, la presión social convertida en especie de terrorismo
Juan PÉREZ AUDELO | Cuarta Plana
Martes, 05 de febrero de 2019 00:17 hrs.

19:25 Gobierno capitalino abona a capacitación de trabajadores de hoteles
19:17 IEEPO no ha iniciado proceso de cambios en la Zona Escolar de Ejutla
19:11 Contribuye la UABJO a la discusión del entorno social y la diversidad
18:59 Abre Gobierno Municipal oportunidades para el emprendimiento en la capital
14:33 Marchan mujeres en Puerto Escondido, demandan justicia por muerte de Eugenia
14:08 Si habrá carrera panamericana en Oaxaca, pero con nuevo circuito
13:46 CRÓNICAS DE LA ÍNSULA: Morena y la vaca ganadora
12:42 Tras llamada de atención de AMLO, el gobernador Murat acudirá a Ayutla este martes
12:20 La muerte de Eugenia no fue asesinato, fue ahogamiento por broncoaspiración
12:00 Profesores de la Sección 22 bloquean sobre la Calzada de la República
11:10 Se basificarán a enfermeros y doctores de Oaxaca: Murat
09:03 Gobierno de Oaxaca ofrecerá 40 casas de Infonavit a desplazadas triquis
08:56 "CORRUPCIÓN, GUÁCALA"
07:33 Pierde votos Jara por acarreo y Adelfo, por incendiar los Mixes
Dom Vincula a proceso Fiscalía General a Integrante de la Sección 09 de Salud
Dom Ejecutan a un pastor en Iglesia Cristiana de Tlalixtac y a Taxista en Tuxtepec
Dom Encuentran cuerpo de una mujer muerta en Puerto Escondido, en la Costa
Dom Ejecutan a un hombre en Juchitán, familiares se llevan el cuerpo
Dom Obradorismo y populismo II
Sáb DE PARADOJAS Y UTOPÍAS: MORENA: Calenturas tempraneras
Sáb Crecen los liderazgos de Ivette y Alejandro Murat
Sáb Ejecutan a dos personas en El Espinal, Istmo de Tehuantepec
Sáb "No tendría como mantener a mi esposa y a mis hijos", afirma magistrado
Sáb Aprueban en Comisión, magistrado del TJA propuesto por Alejandro Murat
Sáb Ejecutan a presidenta municipal de Estancia Grande, Oaxaca

El reportaje

 

La opinión

Oaxaca, Oax.- Aunque quisiéramos ser optimistas, no es posible. Entre la ciudadanía hay indignación, frustración y coraje. El oaxaqueño oscila entre la paz que se ve de manera oficial y el caos, que se mira desde el ángulo ciudadano. Desde que inició el mes de enero y hasta el final, no vivimos nuestra libertad plena. Los derechos civiles fueron conculcados ora por unos, ora por otros. Los menos sometiendo a los más.

Hemos sido recurrentes en este tema, convencidos de que sin paz y gobernabilidad todo buen propósito se va al vacío. Grupos minoritarios nos mantienen acotados, alienados, aterrorizados. Para los teóricos del Derecho, el deber del Estado es hacer respetar la ley, sin distinción, sin estamentos ni favoritismo. La paz social descansa sobre el Derecho y la vigencia de la ley.

La barbarie y el desprecio por esta norma parecen haberse enquistado en la entidad. Unos porque son intocables, como los maestros o los normalistas; otros, porque han tejido un tinglado de complicidades, como los transportistas u otras organizaciones presuntamente sociales. El Estado –decía Max Weber, creador de la República de Weimar- es quien tiene el monopolio de la violencia legítima. Y ésta debe imponerse cuando la paz social o la estabilidad están en peligro. Ése es el ejercicio de la verdadera política. Lo demás es simulación.

Los bloqueos citadinos o carreteros, instrumentados por grupos o sindicatos han creado en la sociedad neurosis y psicosis, que son el caldo de cultivo de la violencia. Nadie puede vivir bajo la amenaza de despertarse al día siguiente y ver que su libertad de tránsito es simplemente amenazada. Se ha minimizado la fuerza de la sociedad civil. Lamentablemente los organismos que pueden detener esta infamia recurrente, sólo se quejan.

No se pueden reclamar derechos o llevar como bandera la justicia social, cuando se recurre a métodos que son justamente lo contrario. Tampoco conservar privilegios o prebendas, atentando en contra de los derechos civiles. Al desmoronamiento de las instituciones se agrega una cantidad impresionante de factores de desestabilización. Ni maestros ni organizaciones sociales protegidas por organismos de derechos humanos, se rigen por estatutos diferentes en términos de respeto al Estado de Derecho.

En Oaxaca la presión social se ha vuelto una especie de terrorismo que no sólo el Estado ha permitido sino también nuestro conformismo, la forma tan pusilánime en la que hemos solapado lo que en la cúpula del poder estatal se ha definido como lo “políticamente correcto”. Dejar hacer; dejar pasar y que el pueblo siga lamiendo la coyunda, preso de la ignominia y la negativa del Estado a cumplir su papel. (JPA)

  
Imprimir    Enviar por correo
Otras notas
CRÓNICAS DE LA ÍNSULA: Morena y la vaca ganadora
............................................
Obradorismo y populismo II
............................................
DE PARADOJAS Y UTOPÍAS: MORENA: Calenturas tempraneras
............................................
Humberto Suárez García, una voz de pasión y éxito
............................................
EL COMENTARIO DE HOY: Falta cultura en materia de archivos en Oaxaca
............................................
CRÓNICAS DE LA ÍNSULA: Indígenas, los siempre conquistados
............................................
Alito gana con más de un 80 por ciento de los votos, afirman
............................................
Obradorismo y el populismo
............................................
DE PARADOJAS Y UTOPÍAS: El PRI en su laberinto
............................................
CRÓNICAS DE LA ÍNSULA: Oaxaca, educación y futuro
............................................
Porfirio Díaz el Grande
............................................
DE PARADOJAS Y UTOPÍAS: Salud y seguridad: Los hoyos negros
............................................
Comentarios (0)

Publicar un comentario nuevo:
 

Portada |  Opinión |  Deportes |  Turismo |  Cultura |  Educación |  Galería |  Sucesos |  Reportajes |  Tv